Uncategorized

Agenda para el desarrollo sostenible 2030

Agenda para el desarrollo sostenible 2030

La Asamblea General de la ONU adopta una agenda para el desarrollo sostenible 2030. Es un plan integral, a favor de las personas y del ambiente.  Se tiene como premisa que no se puede buscar un desarrollo sin erradicar la pobreza. Además, que este proceso debe ser siempre sustentable: sin causar daños al ambiente. 

La ONU ha realizado agendas similares en los años 2000, 2010 y 2020. Por lo tanto, son planes pensados para cada diez años. La idea es lograr objetivos en el plazo de una década. Lo que llama la atención es que, en cada decenio, cambian las necesidades. De hecho, se considera que cada nueva agenda corrige problemas de las anteriores. 

Los puntos más importantes de la agenda del 2020 

Algo interesante es que se trata de un plan bastante claro. De hecho, plantea diecisiete (17) objetivos con ciento sesenta y nueve (169) metas Todos estos objetivos abarcas los escenarios económico, ambiental y social. Algunos de los ítems más importantes de esta agenda son los siguientes:  

  • Es necesario terminar con la pobreza, mientras haya pobreza jamás ocurrirá desarrollo. 
  • Garantizas la seguridad alimentaria de la población mundial
  • Lograr que todas las personas tengan acceso a una educación de calidad. 
  • Proteger los bosques, atender el problema de la desertificación. 
  • Atención al tema de la contaminación de los océanos. 
  • Promover políticas internacionales a favor del ambiente y los recursos naturales. 

Es importante mencionar que, entre los 17 objetivos, específicamente el número 13 se refiere al cambio climático. Se considera que la alteración de las temperaturas del planeta afecta la vida de las personas, así como de los seres vivientes del planeta. Por lo tanto, es un tema que no se puede obviar. 

¿Qué se espera lograr respecto al cambio climático en el 2030? 

Tan solo quedan 9 años. Se requiere minimizar notablemente la emanación de CO2. Hay que considerar que este gas es el principal causante del efecto invernadero. Es un gas causado por la combustión, la respiración de los seres vivos y los procesos de fermentación. 

Uno de los problemas de este gas es que se acumula en la estratósfera. Por lo tanto, genera una cubierta que cierra la superficie terrestre. Sucede lo mismo que en un invernadero, donde el calor no puede escapar. Solo con una economía circular y el debido cuidado en no generar CO2, se espera que en el 2030 haya menos presencia de dióxido de carbono en el planeta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *