blog

Cómo luchar contra el cambio climático  

Cómo luchar contra el cambio climático

Las altas temperaturas y la contaminación han alcanzado niveles alarmantes a nivel mundial, ocasionando cambios en los patrones climáticos. Las actividades humanas tienen mucho que ver en todo esto, por lo que nuestros hábitos tienen que modificarse. Los gobiernos llevan a cabo acuerdos y medidas para reducir emisiones contaminantes, eliminar a corto y mediano plazo el uso de hidrocarburos, etc., pero hay más por hacer. De hecho, cada uno de nosotros puede, y debe, llevar acciones sobre cómo luchar contra el cambio climático.

Medidas sobre cómo luchar contra el cambio climático, según la ONU

La Organización de las Naciones Unidas ha publicado desde hace algún tiempo, algunos consejos y medidas a realizar para limitar el cambio climático. Estas son algunas de ellas que todos podemos llevar a cabo.

Ahorrar energía: Para lograr el confort que ofrece la electricidad y la calefacción de los hogares, seguimos utilizando hidrocarburos. Disminuir el uso del secador de ropa, así como de la calefacción y el aire acondicionado, son algunas acciones. Además, cambiar a bombillas LED es otra medida a realizar. El uso de energías limpias es importante, como los paneles solares o la energía eólica.

Usar transporte público o no contaminante: Si utilizamos el coche para desplazarnos a lugares cercanos, y solo lo usamos nosotros, contaminamos más. Caminar o usar bicicleta en lugar de conducir, ayuda a disminuir los gases de efecto invernadero, así como el uso de transporte público. Cambiar nuestro vehículo por uno eléctrico, también tendrá un impacto positivo.

Más vegetales, menos carne: Sale muy costoso producir un solo kilogramo de carne, debido a que el ganado consume muchos recursos y agua. Es mejor disminuir el consumo de carne y comer más vegetales, cereales, legumbres, semillas. Además, evitemos el desperdicio de alimentos, porque no solo es lo que pagamos por ellos, sino un desperdicio de recursos y energía invertidos. Por otra parte, los desperdicios producen en los vertederos gas metano, que produce el efecto invernadero. Por tanto, los desechos es mejor hacerlos composta.

Disminuir el consumo de plásticos: En muchos lugares ya no se da a los compradores bolsas de plástico y se fomenta no utilizar envases de un solo uso. Llevar nuestra propia botella reutilizable para agua es importante, así como decantarse por envases desechables biodegradables. En caso de utilizar bolsas de plástico en casa, deben ser también biodegradables y debemos utilizarlas lo más posible.

Aplicar la economía circular: Esto se refiere no solo a aplicar las 4 R: reducir, reutilizar, reparar y reciclar, lo cual aplica desde aparatos electrónicos, hasta ropa, por ejemplo. Pero no es suficiente, sino que debe aplicarse la llamada economía circular. Este concepto consiste en que, una vez que un producto llegue al final de su vida útil, se procese y transforme para utilizarse de nuevo, de forma indefinida.

Como hemos visto, todos podemos llevar a cabo las acciones anteriores para mejorar y reparar el daño causado a nuestro planeta. En cuanto a la última acción, existen empresas como CMPlastik, donde nos encargamos de practicar la economía circular. Si tienes desechos plásticos, en lugar de que terminen en un vertedero, nosotros los transformamos en mobiliario o en otras cosas útiles. ¿Quieres saber más al respecto? Contáctanos mediante nuestra web y te ayudaremos a formar parte de la solución en la lucha contra el cambio climático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.