blog

Economía lineal

Economía lineal

Tal vez el concepto de economía lineal no parezca tan familiar, pero en realidad sí lo es, porque es como hemos estado viviendo desde hace muchísimos años. Esto no necesariamente significa que sea algo positivo, porque estamos inmersos en una cultura de consumo y desecho. Sí, es verdad que el consumo es necesario al ser el eje de nuestra economía y sociedad, pero como veremos a continuación, es necesario hacer algunos ajustes para encontrar el equilibrio. Es justo aquí donde tenemos que concienciarnos cambiar el concepto de economía lineal a economía circular. Si todavía no queda claro, aquí te lo explicamos todo.

¿Qué es la economía lineal?

Partamos primero del medio ambiente: el planeta ya no puede esperar más y es necesario cuidarlo de todas las formas posibles. No se trata solamente de una labor de ayuntamientos o gobiernos, sino que es algo que nos involucra a todos. Esto comienza con nuestros hábitos de consumo, ya que utilizamos recursos de forma casi ilimitada. Desde materias primas hasta la fabricación de aparatos eléctricos y electrónicos. El problema es que para producir utilizamos recursos naturales que no suelen ser renovables.

Es aquí cuando entra el concepto de economía lineal, ya que básicamente consiste en adquirir-usar-desechar, en ese orden, por eso el nombre. Y como bien sabemos, se invierte mucho en producir, se usa (muchas veces poco o por un período corto de tiempo) para terminar desechándose… afectando al ambiente y a todo. Por eso mencionábamos al inicio que hemos practicado la economía lineal durante demasiado tiempo, causando un enorme daño que está a punto de ser irreversible.

¿Cómo cambiar la economía lineal?

La propuesta que ha surgido en estos últimos tiempos es apostar por otro modelo de economía, como aquella en la que se aplican las 3R (reducir-reutilizar-reciclar). Este sistema no es reciente y ha funcionado bien, pero tiene sus limitantes. Por ejemplo, ya utilizamos menos bolsas de plástico, las que tenemos las reutilizamos o incluso también reciclamos.

Sin embargo, no es suficiente porque aunque reutilicemos o reciclemos, tarde o temprano esos artículos -bolsas de plástico o cualquier otro-, terminaremos desechándolo. Y sigue la acumulación de residuos, la contaminación, el cambio climático, etc. Sí, se ha avanzado al crear productos de un solo uso compostables o que se degradan en menos años. Pero ¿Qué hay de los desechos electrónicos, de otros tipos de plástico? ¿Hay forma de crear un círculo virtuoso? Sí que lo hay: la economía circular.

Economía circular: alternativa a la economía lineal

La economía circular no solo se basa en las 3R, sino que es una propuesta más completa e integral. Consiste en transformar esos desechos y darles una nueva vida, un nuevo uso, al crear un producto. Este producto, por supuesto, tendrá su ciclo de utilidad, pero al llegar a su límite, no se desechará, sino que será nuevamente transformado. Y es ahí como se logra el círculo virtuoso. Es, al mismo tiempo de convertirse en “residuos cero”, algo posible no solo para empresas, sino para colegios, instituciones e incluso, particulares.

CMPlastik: apostamos por la economía circular

Además de lo anterior, nosotros proponemos la reducción tanto del ingreso de materiales como la generación de desechos. Contamos con un departamento de I+D+i que propone la creación y transformación de materiales que ya no terminarán en vertederos, sino que se convertirán en productos nuevo y útiles. Y no es solo un concepto: mira los proyectos realizados para diversas empresas e instituciones en nuestra web, desde sillas, bancos y mucho más. Contáctanos y deja de lado la economía lineal para apostar por la economía circular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.