blog

Productos no reciclables que todavía se venden

productos no reciclables

La batalla por el plástico es ineludible. Se generan toneladas de plástico todos los días, a pesar de que existen medidas para disminuir su uso y consumo. Resulta un problema mayor cuando este material se combina con colorantes, metales o pegamento, ya que es más difícil de procesar. Sin embargo, hay otros materiales que utilizamos todos los días y que representan un problema mayor de reciclaje.

El principal problema con los productos no reciclables reside en que están fabricados con diferentes componentes. Así pues, para realizar correctamente el reciclaje tendrían que separarse por partes, lo cual muchas veces es difícil de realizar. Estos son algunos productos imposibles de reciclar y que todavía se venden y utilizan:

Mecheros o encendedores

Aunque en apariencia los encendedores son de plástico y pensemos que podrían reciclarse con facilidad, esto no es cierto. Los mecheros están fabricados combinándose con otros materiales, como es el caso del cabezal que es de acero; o la piedra encendedora que es también de acero, pero templado. Por lo tanto, tendrían que separarse los componentes para que no contaminasen, pero debido a la dificultad y el coste en tiempo y económico que ello conlleva, es muy raro que se produzca.

Embalajes de un solo uso

Sin lugar a duda, este tipo de materiales los utilizamos (y desechamos) todos los días. Al comer galletas, al comprar fruta, pan o verdura en el supermercado. Si bien les da un aspecto muy pulcro y atractivo a los alimentos, la contraparte es que al llegar a casa terminaremos desechándolos una vez consumamos los alimentos, y estos embalajes no cuentan con la oportunidad de poder reciclarse. Algo similar ocurre con plástico PET de colores de marcas conocidas de bebidas, entre otros productos.

Tubos de dentífricos

Es verdad que las cajas en las que se embalan los tubos de dentífricos son totalmente reciclables, ya que en su mayoría son de cartón, pero no se puede decir lo mismo de los tubos en sí. Esto se aplica a aquellos que todavía se fabrican con plásticos laminados en varias capas o a los que se realizan con aluminio.

¿Por qué no es posible? Porque no se trata de un solo material, sino de varios en un solo laminado. Esto significa que tendrían que separarse primero uno por uno para poder reciclarlos, cosa que es casi impensable dado el esfuerzo que conllevaría.

Bolsas de frituras

En algunos países, como por ejemplo en México, hubo un tiempo en que les dieron un segundo uso a las bolsas de frituras. Las plegaban de forma que, ensamblando una pieza con otra, formaban bolsos o carteras de mano. Sin embargo, esta iniciativa no tuvo mucho eco, y la realidad es que las bolsas de frituras no son reciclables. Esto se debe a que se fabrican con papel metalizado que contiene PVC, convirtiéndose en un material que termina en vertederos.

Entonces ¿el plástico PET se recicla o no?

Sí, pero éste debe reunir ciertas condiciones, como estar limpio, no tener tapas de silicona, aluminio o metal, entre otros. Tampoco debe contener colorantes que dificulten el reciclaje. De lo contrario, se convierte en un material que es difícil de reciclar o que es demasiado costoso de hacerlo. Mientras las leyes avancen y terminen de normalizarse y aprobarse para evitar que se produzcan o utilicen plásticos de un solo uso o productos no reciclables, hay ciertas propuestas que podemos hacer para contribuir a mejorar la sostenibilidad de los materiales no reciclabes.

En CMPlastik apostamos por el concepto de economía circular y en dar un uso infinito a materiales que antes se creían no reciclables, como el plástico PET. Nosotros ya hemos transformado el plástico en artículos muy útiles e interesantes. ¿Te interesaría sumarte a nuestros proyecto y conocer más sobre nosotros? Contáctanos mediante nuestra web. Llámanos al 96 062 74 56 – 691 35 53 19 o escribe a info@cmplastik.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.